Puedes quedar embarazada teniendo quistes

Puedes quedar embarazada teniendo quistes

Quiste encontrado en la ecografía del embarazo

Los quistes ováricos son sacos llenos de líquido que se forman en los ovarios. Los quistes ováricos simples no suelen ser cancerosos. La mayoría de los quistes se diagnostican mediante una ecografía u otras pruebas de imagen, que también permitirán a su médico ver el tamaño de los quistes. Aunque la mayoría de los quistes no causan síntomas, si un quiste se rompe puede sentir dolor y molestias repentinas.
Si le han diagnosticado quistes ováricos y está intentando quedarse embarazada, es importante saber que los quistes ováricos no suelen causar problemas de fertilidad. Sin embargo, siempre hay excepciones a la regla.
La endometriosis es una enfermedad común que afecta a más de 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva en los Estados Unidos. La endometriosis es una enfermedad en la que tejidos similares al revestimiento del útero se implantan o crecen en el exterior del útero, como en los ovarios o las trompas de Falopio.
Aunque todavía es posible quedarse embarazada, la endometriosis disminuye la fertilidad. Entre el 30 y el 40% de las mujeres con endometriosis pueden tener problemas de infertilidad. Hable con su médico sobre las opciones de tratamiento disponibles para la endometriosis y para ayudarle a alcanzar sus objetivos individuales de fertilidad.

¿se puede ovular con un quiste ovárico?

Una de las preguntas más frecuentes que reciben los médicos especialistas en fertilidad es si los quistes ováricos afectan o no a la fertilidad. La respuesta es: depende del tipo de quiste. Los tipos de quistes ováricos que afectan a la fertilidad son los siguientes
Quistes funcionales: son el tipo de quiste ovárico más extendido. Los quistes funcionales aparecen cuando la mujer menstrúa, y en realidad indican que se están produciendo los procesos adecuados para que se produzca la concepción.
Hay que tener en cuenta que cualquiera de estos quistes puede tener un impacto en la fertilidad dependiendo de su tamaño. Los quistes de tamaño normal de esta naturaleza no suelen afectar a la fertilidad, pero los quistes que son lo suficientemente grandes pueden causar problemas.
Los quistes ováricos suelen diagnosticarse mediante una ecografía. Los exámenes pélvicos pueden no detectar los quistes pequeños en un 50% de los casos. En contra de la creencia popular, la gran mayoría de los quistes ováricos no afectan al embarazo ni a la salud en general. Tener un quiste puede no ser motivo de alarma, pero debe ser revisado por un médico.
Las personas con quistes ováricos que tengan problemas de fertilidad (es decir, que quieran tener hijos en el futuro) deben hablar con una clínica de fertilidad de Colorado sobre los posibles problemas de salud que afectan a la fertilidad debido al quiste ovárico.    Su médico de fertilidad de Colorado puede trabajar con usted para buscar las opciones adecuadas para preservar su fertilidad lo mejor posible.

¿puede un quiste impedir el embarazo?

La mayoría de las mujeres padecen un quiste ovárico en algún momento de su vida. Por lo general, estos quistes son inofensivos e indoloros, se curan solos y no suelen afectar a la fertilidad. Sin embargo, hay algunos quistes que pueden provocar molestias, influir en el ciclo menstrual y hacer que la mujer tenga dificultades para quedarse embarazada.Los síntomas que se experimentan dependen del tipo de quiste ovárico que se tenga. Para determinar cómo esta afección podría estar afectando a su fertilidad, primero es importante entender los diferentes tipos de quistes, cómo se forman y cómo se pueden tratar.
Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que crece en el ovario. Los quistes son comunes y a menudo no presentan síntomas. Muchos de ellos se curan por sí solos sin causar ningún problema ni requerir ningún tratamiento. Sin embargo, un quiste ovárico grande puede causar un dolor agudo en la parte baja del abdomen, hinchazón y sensación de plenitud o pesadez. Si un quiste se rompe, puede provocar dolor pélvico intenso, fiebre, vómitos y mareos, entre otros síntomas. Las mujeres con quistes ováricos (que no están intentando quedarse embarazadas) pueden tomar píldoras anticonceptivas para evitar que se desarrollen nuevos crecimientos. En el caso de un quiste grande que cause molestias, el médico puede recomendar una intervención quirúrgica para extirparlo. Este procedimiento puede ayudar a eliminar el dolor, así como a restaurar la fertilidad. Las pacientes con antecedentes familiares de cáncer de ovario también pueden someterse a un análisis de sangre CA-125 para comprobar si hay signos de cáncer.

Posibilidades de quedarse embarazada con quistes ováricos

Los quistes ováricos suelen ser normales y no suelen ser motivo de preocupación. La mayoría de las mujeres los tienen. De hecho, es posible que se produzca al menos un quiste ovárico cada mes como parte del ciclo menstrual y que ni siquiera se dé cuenta de ello, a menos que el quiste cause síntomas (1).
Aun así, es posible que te preguntes: ¿Pueden los quistes ováricos causar problemas de salud o afectar a mi fertilidad? La respuesta corta es que depende del tipo de quiste (2). Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber sobre estos crecimientos tan comunes.
La mayoría de los quistes ováricos son quistes “funcionales”. Estos quistes están relacionados con la menstruación y tienden a desaparecer de forma natural. Los tipos más comunes de quistes funcionales son los quistes foliculares y los quistes del cuerpo lúteo (1). Ambos están relacionados con el óvulo, que se desarrolla en un folículo del ovario cada mes.
Cuando el óvulo madura, se libera del folículo y se produce la ovulación (4). Sin embargo, si el folículo no consigue abrirse y liberar un óvulo, el líquido permanece en el folículo y forma un quiste (4). Esto se denomina quiste folicular. Estos quistes suelen ser asintomáticos y desaparecen en 1-3 meses (1).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos